Salvador Pastor | Cómo iluminar espacios de exterior
16032
post-template-default,single,single-post,postid-16032,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Cómo iluminar espacios de exterior

¿Qué estoy iluminando?

Una buena iluminación nos ayudará a potenciar un espacio para crear un ambiente acogedor y relajante, ¿la calve?, planificar una iluminación sutil y sin deslumbramientos, que deje como protagonista, al cielo nocturno. 
¿Quieres saber cómo crear un rincón con encanto? aquí te lo contamos:

Luces y entorno

La diferencia fundamental entre una iluminación interior y una exterior es que, afuera, el cielo nocturno es el protagonista y la iluminación artificial debe quedar en segundo plano. Adaptarse al entorno y a la estética de la vivienda es fundamental para lograr un buen equilibrio entre interior y exterior. No es lo mismo iluminar una terraza, un gran jardín, un patio o una vivienda aislada.

Pongamos unos ejemplos;

Casas rústicas

Cuanto más rústica sea la casa, más esencial y desapercibida ha de ser la iluminación, o si vives en una casa de pueblo con patio, separado por medianeras, debes tener en cuenta que la luz no moleste a los vecinos, y si tu estilo de vivienda es de lo más contemporáneo, con una iluminación sutil, e integrada en la misma arquitectura, será suficiente para crear una atmósfera muy acogedora. Puedes aprovechar un techo, una sombrilla o una pérgola para colgar una lámpara de suspensión o distribuir focos orientables. En las zonas de asiento, puedes tener el apoyo de una luz fija, colocada a media o baja altura. Descarta la luz alta, cuya luz se dispersa y pierde en el cielo.

En un piso

La terraza de un piso está en relación muy directa con el interior, por eso debes tener en cuenta, que la luz que viene del interior también suma en exteriores a través de las ventanas. En los rincones de más uso, será suficiente con colocar luces bajas e indirectas, así crearemos un ambiente íntimo – sin molestar a los vecinos-.

¿Dónde vamos a colocar los puntos de luz?

Todo depende de las características de nuestro ambiente de exterior, pero por lo general, los puntos principales que debemos tener en cuenta en el momento de planificar la iluminación del exterior son: caminos, puertas, escaleras, zonas de paso o irregularidades del terreno. Una correcta distribución de los puntos de luz nos ayudará a crear la atmósfera adecuada y también a iluminar las zonas de paso que pueden suponer un riesgo por la noche.

CONSEJO; debemos dirigir la luz
donde pueda haber peligro.
No Comments

Post A Comment